Diez motivos por los que usar un filtro de ducha

Naturducha, nuestra solución para una ducha natural

No es ningún secreto que la higiene diaria es algo muy importante en nuestras vidas. Un gesto tan común como ducharse todos los días es, muchas veces, algo ya automático. Pues bien, debemos de darle esa importancia y más, tenemos que hacer de la ducha diaria algo prácticamente sagrado y no exageramos.

Si nos gusta beber agua de calidad ¿Por qué no ducharnos con agua de calidad también? ¿O es que solo vamos a cuidarnos por dentro?

Te damos diez motivos por los cuales deberías empezar a usar un filtro de ducha.

1º Cuidarás de los más pequeños de la casa, que son especialmente vulnerables a la inhalación del cloro

2º Al usar un Filtro de ducha: ayudarás a reducir la aparición de arrugas, eccemas y otras erupciones de la piel, al quitar notablemente el cloro

3º Reduce eficazmente la aparición de caspa y es beneficiosa para el cuero cabelludo. El pelo preserva por sí solo sus aceites naturales y humectantes, estos últimos actúan mucho mejor al eliminar el cloro.

Ducha con filtro de minerales y con Vitamina C

4º Las piedras naturales de Maifan ayudan a eliminar los metales pesados y deja intactos los minerales beneficiosos del agua, haciendo de esta un agua más blanda y optima para el cuidado de la piel.

5º Al usar un Filtro de ducha, ayudamos a la piel a mantener mejor sus humectantes naturales, tendremos que usar menos cremas y lociones para el cuerpo.

6º El cloro y los minerales pesados son causantes de fatiga, al eliminarnos iremos notando poco a poco que nuestras duchas son más vigorizantes.

7º Ducharse con agua filtrada que elimine gran parte del cloro, metales y otros sedimentos; disminuye los riesgos de cáncer de vejiga y mama

8º Con filtro de ducha de tecnología de filtración de aniones. Iones negativos que ablandan el agua dura, minerales como la Zeolita y el Maifan: tendrás una menor salud respiratoria y disminuirás el riesgo de: asma y bronquitis.

Kit de alcachofa de ducha filtrada

9º Ahorrarás agua. Al entrar el agua en la ducha con las piedras de los minerales, esta saldrá a mucha más presión, haciendo así que se reduzca hasta un 50% del agua durante la ducha.

10º Menos uso de geles y jabones, al conseguir un agua mucho más blanda.