Atentos a estos seis beneficios del agua

Nuestra amiga y colaboradora Belén Andrés nos ha hecho un post con algunos beneficios del agua. Esperamos que os guste.

Hola, me he decidido a escribir este post porque a mí siempre me ha costado mucho beber agua, podía pasar perfectamente meses sin probarla. Actualmente, por una serie de circunstancias, tengo que beber mucha, así que me dije: “tienes que buscar y publicar todos los beneficios que aporta beber agua y lo importante que es para nuestro organismo” y aquí estoy. ¡Vamos a empezar!

Estos son algunos de ellos:                

  1. Evita el dolor de cabeza y las migrañas, ayuda a la digestión y evita el estreñimiento. Es buenísimo tomarse un vaso de agua templada antes del desayuno, ayuda a ir al baño.
  2. Es muy buena para nuestra piel, la hidrata y ayuda a mantener su belleza, elasticidad y su tonicidad.
  3. Es un elemento imprescindible para liberar y eliminar toxinas a través de la orina, ayuda a transportar las vitaminas y sales minerales que necesita nuestro cuerpo. Es esencial para que nuestros riñones funcionen bien.
  4. Es importante también para regular la temperatura de nuestro cuerpo, si nuestro cuerpo tiene una temperatura adecuada, nuestros músculos serán más flexibles y será más difícil tener esguinces, calambres o cualquier otra lesión de este tipo. El agua es como un lubricante para nuestros músculos y articulaciones.
  5. Además, ayuda a mejorar el sistema inmunológico e incluso ayuda a reducir el riesgo de algunos tipos de cáncer como el de colon o el de vejiga.
  6. Es importante también para nuestro cerebro, si estamos bien hidratados las células del cerebro reciben sangre oxigenada, y éste se mantiene alerta.

                                                                                                    

Como curiosidad os diré que si en alguna ocasión notáis que tenéis mal aliento suele ser un síntoma de que habéis bebido poca agua. ¡¡Que os parece!!

Otra curiosidad es que no se debe esperar a tener sed para beber agua, pues la sed puede ser un reflejo de deshidratación.

Por cierto, cuando hablo de agua de calidad, me refiero a que no tenga flúor ni otros químicos (esto se evita con filtros de agua domésticos, fácilmente de encontrar).

Espero que os haya gustado, y a partir de ahora ya sabéis: ¡BEBED MUCHA AGUA!