Películas sobre el agua, que te harán pensar

Imaginaos: año 1971, a Hitchcock le preguntaron que, qué era para él el cine. Su contestación no tiene desperdicio – El cine es una sala vacía que hay que llenar–  

El cine no tiene por qué ser solo entretenimiento, aunque a todos nos gusta pasar una buena tarde de Netflix o HBO con unas palomitas, a qué negarlo.  

En multitud de ocasiones el cine es un vehículo de información y casi de guerrilla, al mismo tiempo que entretiene. Nos vais a permitir que hoy os aconsejemos dos películas que tienen la labor de entretener, informar y concienciar, algo extremadamente difícil. Ambas cintas, como se decía antes, nos hablan sobre el Agua.  

La primera es Tapped, un film documental del año 2009, que nos abre los ojos acerca de la industria de la venta de agua embotellada. Lo único malo, por poner una pega, del documental, es que se centra en la industria basada en Estados Unidos, pero que nos hace ver una idea de cómo las grandes corporaciones juegan con la información para colárnosla. Y no estamos hablando de conspiraciones.

En Estados Unidos la industria envasadora de agua es una de las que más dinero mueve. Hablando en plata, y tal como nos muestra Tapped, se lo han montado tan bien, que han hecho creer a la gente que beber agua embotellada es mucho mejor que beber agua del grifo, cuando en la mayoría de los estados, el agua del grifo tiene un nivel bastante bueno de calidad.

En Estados Unidos el consumo de agua embotellada es un gran problema, se consumen 80 millones de botellas de agua diarias de las cuales más del 80% no se reciclan. Este problema se suma a numerosos casos en los que empresas embotelladoras explotan fuentes de agua naturales hasta casi su agotamiento sin ni siquiera pagar por ella a nadie, ni impuestos, ni nada.  

Si lo que realmente te da miedo es beber agua del grifo, puedes instalar un filtro de agua para el grifo y te olvidas de las botellas, pero claro, las marcas no quieren que hagas eso.  

FLOW. FOR LOVE OF WATER, es el segundo film documental que os aconsejamos. Su subtitulo en el cartel reza: “Como un puñado de corporaciones nos roban el agua”. Y es que es realmente lo que nos cuentan. El documental habla de la privatización del agua en muchas partes del mundo y de cómo el abastecimiento del líquido elemento, en algunos países, está cayendo en manos de grandes empresas, que no son precisamente unos angelitos. En otra ocasión trataremos el tema de una empresa francesa que está empezando a controlar gran parte del agua en España.  

El documental es muy dinámico y se ve muy bien en todo momento, es ágil y tiene un ritmo trepidante.  

Ambas películas son válidas para ver con palomitas, por lo que entretienen, además el filtro Hitchcock lo pasarían por la forma en que están montados, con mucho ritmo. Y si os entran ganas de beber: ya sabéis, agua del grifo, si puede ser filtrada con un filtro para grifo, mejor.