¿Por qué cocinar con agua filtrada?

Los secretos de cocinar con agua de calidad

Llevo ya tiempo pensando en lo que me decía un amigo: “por mi trabajo, tengo que vivir en diferentes partes de España durante el año, hay veces que me quedo en un sitio durante una temporada y luego cambio.

Como me gusta comer en casa y soy aficionado a la cocina, procuro hacerme la mayor parte de la comida en casa, y a lo largo de mi vida he observado que la misma comida, realizada con los mismos ingredientes y con el mismo esmero, me sabe diferente según la parte de España donde la haga”.

“Ah, amigo mío – le conteste- eso es por el agua que usamos para cocinar”. El pobre Miguel, así se llama mi amigo, no salía de su asombro. Hasta me llegó a decir que eso no era posible, puesto que el agua se calentaba a altas temperaturas y así perdía todo el cloro u otros elementos que tuviera. Craso error.

Veréis, claro que es conveniente cocinar con agua filtrada, puesto que en cada punto de España el agua tiene diferentes durezas y calidades, por lo tanto; va a dar sabor innecesario a la comida.

Ten en cuenta que un buen filtro te va a quitar: el cloro, la cal, metales pesados y otras impurezas que pueda contener el agua. Uno de los elementos que no se suelen tener en cuenta es el arrastre de las tuberías. Normalmente las tuberías suelen ser instalaciones de hace muchos años que no se suelen vigilar, el arrastre del agua desde la depuradora de tu ciudad a tu casa puede llevar partículas y suciedades de las tuberías.

Además de quitar los sabores extraños que el agua normal del grifo te pueda dar, cocinar con agua filtrada, te permitirá que tus alimentos tengan otra presencia, además lo podrás notar a la hora de cocer el agua. ¡menuda diferencia!

¿Sabías que Karlos Arguiñano reconoció que cocinaba todos sus platos con agua filtrada?

Prueba a algunos de los sistemas de filtrado domestico para el hogar, por ejemplo: un grifo universal para la cocina puede ser buena idea, o una jarra filtrante.

Ya nos contarás. ¡Buen provecho!